PsicoSoma

Psicología al servicio de la Salud

Psicología al servicio de la SaludLa Psicología como ciencia nos muestra muy diversas maneras de entender el comportamiento humano, tanto el que consideramos normal como el que ha sido diagnosticado como patológico. En función de su planteamiento teórico cada una de estas orientaciones explica el origen y mantenimiento de las conductas y propone en consecuencia el abordamiento terapéutico que considera apropiado.

La orientación cognitivo-conductual

Este modelo teórico parte del supuesto de que la actividad cognitiva determina el comportamiento, existiendo una clara interdependencia entre cognición, emoción, afecto y conducta, dentro de un proceso que podría representarse del siguiente modo:
Teoría CognitivaEl ser humano es considerado un sistema que procesa información del medio que le rodea. Este medio que cambia de manera continua demanda capacidades adaptativas que el individuo construye activamente mediante la selección, codificación, almacenamiento y recuperación posterior de la información presente en su entorno. Esta información una vez  transformada cognitivamente, afectará de diversas maneras a las respuestas tanto emocionales como conductuales del individuo.

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

La terapia está diseñada para ayudar al paciente a identificar, probar sobre la realidad y corregir la actividad cognitiva que está provocando las disfunciones.

Partiendo de los supuestos básicos ya comentados como elementos explicativos de las emociones y la conducta normal y patológica, se elaboran una serie de estrategias de intervención que en su conjunto conforman la Psicoterapia cognitivo-conductual y que son la base sobre la que se sustenta nuestro trabajo en el Centro Piscológico Psicosoma Huelva. Las principales características de este tipo de abordamiento psicológico son las siguientes:

1. El cambio de la conducta está básicamente determinado por las actividades cognitivas (pensamientos, ideas y creencias), de manera que la intervención sobre los aspectos cognitivos desadaptativos producirá los cambios conductuales deseados.
2. Se ayuda al paciente a reconocer la conexión entre las cogniciones, el afecto y la conducta, junto con sus consecuencias, haciéndole consciente de las variables que mantienen el problema.
3. La terapia está diseñada para ayudar al paciente a identificar, probar sobre la realidad y corregir la actividad cognitiva que está provocando las disfunciones.
4. Las técnicas aplicadas ofrecen una oportunidad para que el paciente cuestione y adquiera autocontrol sobre conductas, sentimientos y cogniciones desadaptativas, al mismo tiempo que practica habilidades de afrontamiento.
5. La relación terapéutica da una especial importancia al papel activo del paciente en todo el proceso, orientando su objetivo hacia las soluciones rápidas y eficaces.
6. La terapia se centra en los problemas actuales del paciente, es decir en los síntomas presentes más allá de que su problema pueda considerarse un trastorno psicológico diagnosticable. El objetivo principal de la intervención es que estos problemas que presenta el paciente dejen de existir.

¿Por qué elgir la terapia cognitivo-conductual?

A la vista de la gran eficacia de sus técnicas y la brevedad con la que se aplican, la terapia cognitivo-conductual es sin lugar a dudas la que presenta una mejor relación coste/resultado.

Son diversas las razones que nos hacen optar por la terapia cognitivo-conductual como base de nuestro trabajo en PsicoSoma Huelva pero podrían resumirse en las siguientes:

- La brevedad de las intervenciones: La terapia cognitivo-conductual es un modelo de intervención de los considerados breves, o lo que es lo mismo, sus abordamientos terapéuticos no llegan  a superar las 20 sesiones para los casos mas graves. Esto supone además de un menor coste para el paciente, un alivio inmediato del sufrimiento psicológico y una menor tasa de abandonos.
- La mayor eficacia de sus técnicas: La terapia cognitivo-conductual es de las más estudiadas en cuanto a la efectivad de sus técnicas, habieno sido probada su mayor eficacia en la mayoría de los trastornos psicológicos. Sirvan como ejemplo los índices de eficacia para los trastornos de ansiedad (los de mayor incidencia), que rondan el 90% de casos recuperados o muy mejorados en estudios de seguimiento a más de dos años.
- Su ámbito de aplicación: La terapia cognitivo-conductual es aplicable a la práctica totalidad de los trastornos psicológicos en un espectro amplio de edad, sin limitaciones importantes por cuestiones médicas o fisiológicas, ni tampoco de tipo educativo, social o cultural.
- Su probada eficiencia: A la vista de la gran eficacia de sus técnicas y la brevedad con que se aplican los diversos protocolos de intervención, la terapia cognitivo-conductual es sin lugar a dudas la que presenta una mejor relación coste/resultado, o lo que es lo mismo, es la más eficiente de las terapias aplicadas de manera sistemática.

La terapia cognitivo-conductual es un modelo breve de intervención, de probada eficacia para una gran variedad de trastornos psicológicos, que procura un menor coste para el paciente, un alivio inmediato del sufrimiento psicológico y en consecuencia una menor tasa de abandono.

Categories: Destacado, Psicoterapia

Comentarios cerrados.